Costa Esmeralda: los mejores paseos en Bombinhas para quienes viajan en auto


Ubicada entre Florianópolis y Camboriú, Bombinhas es una de las gemas del litoral de Santa Catarina, donde las ensenadas verdes forman playas de mar tranquilo y con agua más cálida de las de Floripa. Con más naturaleza que movida nocturna, vale la pena recorrer sus parajes y tenerla como un refugio seguro de vacaciones al aire libre. 
1 Shares
1
0
0

Con apenas 16.000 habitantes, Bombinhas es un clásico para viajeros del sur de Brasil y para los turistas de países limítrofes, especialmente en el verano. Mar calmo, buena infraestructura, clima agradable y público familiar son lo mejor de ese recodo del litoral catarinense ubicado a 1.200 km de Asunción, preservado y menos agitado que las vecinas Florianópolis y Camboriú.

Con agua clara y oleaje muy tranquilo, la mayoría de las playas de la región son aptas para el disfrute, y la diferencia radica solo en la cantidad de servicios. Las más populosas y céntricas son Bombinhas y Bombas, son donde hay restaurantes y quioscos en la costanera. Por ejemplo, Sepultura es una playa más pequeña, con poca infraestructura, pero muy pacífica y transparente, que incluso permite el avistaje de peces, muy similar a la Praia de Lagoinha. A quienes buscan un paraje amplio y menos concurrido tienen la opción de Praia do Ribeiro, a la cual se accede por las vecinas Bombinhas y Bombas.

Y quienes prefieren una playa oceánica, con agua un poco más fría y olas que incluso permiten surfear, pueden optar por Mariscal: el acceso es por una cuesta asfaltada en partes, pero la estadía será más tranquila. Zimbros, otra alternativa, es tranquila y pintoresca: la bahía suele ser el punto de llegada de pequeñas embarcaciones de pesca y la sede de uno de los mejores restaurantes de la ciudad, especializado en pescados y frutos de mar. 

Bombinhas es una de las ciudades brasileñas con más playas galardonadas con la Bandera Azul, el sello de calidad internacional que se otorga a destinos más sustentables en términos de calidad del agua, educación ambiental, seguridad, servicios, turismo sostenible y responsabilidad social, con tres playas premiadas: Conceição, Mariscal y Quatro Ilhas.

Entre los paseos imperdibles de la ciudad están la Ilha do Arvoredo, una reserva natural muy apreciada por los submarinistas por su variada fauna marina; en el centro de la ciudad pueden contratarse paquetes para principiantes interesados en saltar al agua con balones de oxígeno y ganas de nadar entre cardúmenes.

Entre las playas de Conceição y Canto Grande está el Morro do Macaco, un parque municipal que exige una subida de unos 20 minutos para el avistaje de toda la región, en un mirador cuyas vistas compensan el esfuerzo de la subida. Más arriba está el mirador Eco 360º, un parque privado donde además de las vistas hay un museo y una tirolesa de 200 metros de extensión.

En cuanto a precios, en la post-pandemia, los precios alimentos y bebidas en la región se mantienen en niveles similares a los de comienzos de 2020. Un desayuno podría costar entre 9,60 y 14,40 reales por persona; almuerzo, de 21,60 a 54,00 y cena entre 29,00 y 73,20 reales por persona, según la categoría y comodidades del local elegido.

1 Shares
You May Also Like