Itinerario de cuatro días de desconexión en Anguilla

Itinerario de cuatro días en Anguilla, una joya caribeña y uno de los destinos más seguros para viajes COVID-19
6 Shares
6
0
0

Anguilla, que sólo tuvo 3 casos de COVID-19 –todos recuperados– desde el comienzo de la pandemia, ya está analizando las solicitudes de los visitantes que desean conocerla. Y pensando en esta posibilidad, nada mejor que un itinerario de aventura creado por los lugareños para todos aquellos que añoran el contacto con la naturaleza, los espacios amplios y al aire libre, un lugar seguro, además de quemar parte de la energía acumulada en estos meses de cuarentena. 

En la isla es importante vestir cómodamente y llevar toallas, pues será difícil resistirse a varios chapuzones durante los recorridos. 

Día 1 

Antes de comenzar la travesía, relájate en uno de los múltiples alojamientos que dispone la isla, disfruta de un cóctel de bienvenida y descansa del viaje de llegada. La primera cena es muy importante, de manera que podrás disfrutar del sabor de la cocina local en la ‘Capital Gastronómica del Caribe’, mientras que el cuerpo se alista para las experiencias venideras.  

Día 2 

¡Comienza el día con un exquisito y generoso desayuno! Lo puedes tomar en el hotel o en cualquiera de los restaurantes de la isla. Renta un vehículo todoterreno o un automóvil si prefieres descubrir al destino por tu cuenta, o compra un tour. Asegúrate de visitar todos los sitios históricos y detenerte en todas las playas, no sólo para elegir tu favorita o para ver la paleta de diferentes tonos de aguas azules y verdes, sino porque siempre hay mucho más para ver y disfrutar como grandes rocas, acantilados y cuevas. 

Para el almuerzo, continúa en la playa de arena blanca frente a las aguas color turquesas para saborear los deliciosos mariscos a la parrilla de Anguilla. Cuando termines, no te levantes todavía. Quédate y prueba los famosos ponches de ron, mientras los artistas locales tocan música relajante. Después, busca otras actividades y deportes acuáticos: desde las más exigentes e interactivas hasta, simplemente, descansar junto al mar.  

En la noche, es posible que ya estés convencido de estar en un lugar con una de las cocinas y vida nocturna más sensacionales de la región. Dirígete a Sandy Ground, el epicentro del entretenimiento del destino, ¡donde ir de bar en bar es todo un plan! Baila al son de las bandas locales mientras bebes uno que otro cóctel típico.  

Día 3 

Después de otro suculento desayuno, puedes realizar un paseo a caballo por tu playa favorita. Si lo deseas, continúa en la zona para almorzar o explora hacia el centro de la isla, donde se ubica The Valley, la capital de Anguilla. Por la tarde, dirígete al acantilado de Little Bay Rock. Una vez allí, elige uno de los tres senderos naturales que te llevarán a la cuerda. Disfruta de la increíble vista. Respira profundo. Es hora de usar la cuerda para ir hacia la recóndita playa. Después de bajar, te darás cuenta de que todo este esfuerzo valió la pena. 

Y una vez más, es hora de cenar. Esta noche, escoge entre cualquiera de las opciones culinarias caribeñas, que seguramente complementarán tu estilo y gusto. Después, visita alguno de los famosos bares dentro de los hoteles de la isla, que están abiertos para todo el público, o puedes dirigirte nuevamente a Sandy Ground, donde ya debes tener tu bar preferido. Toma unas copas y baila al son de auténticos sonidos caribeños. 

Día 4 

Para el último día, algo más tranquilo. Posterior al desayuno, ¿qué tal un paseo o una carrera a lo largo de la costa marítima? Después de todo, ¡tienes que disfrutar hasta el último minuto! A continuación, empaca tus maletas y elige un restaurante cercano para tu último almuerzo.


Los interesados en visitar la isla pueden iniciar el proceso de preinscripción en línea aquí. La aprobación final está a cargo del gobierno de la isla.

6 Shares
You May Also Like

El otro lado de Río, Barra de Tijuca

Que Río de Janeiro es la principal puerta de entrada al Brasil, ¡es indudable! La Cidade Maravilhosa deslumbra con su Pan de Azúcar, el Cristo Redentor, la playa de Copacabana, verdaderas postales conocidas y deseadas por visitantes ansiosos de conocer el Jeito Carioca de Ser.