short-coat beige puppy behind green leaves

Lo que debemos enseñar a nuestro perro mientras es cachorro

Si está pensando en adoptar un nuevo cachorro, o recien lo adoptaste y como nosotros tu siguiente paso es buscar toda la información disponible, te preparamos unos elementos esenciales para su desarrollo.
4 Shares
4
0
0

Estos elementos consideramos son esenciales para el desarrollo físico y emocional de un nuevo cachorro, así que debemos tomoarnos el tiempo y la responosabilidad para educarlo adecuadamente y que se convierta en un perro ideal.

Debemos exponer al cachorro a una variedad de situaciones

Permitir que el cachorro explore y experimente diferentes imágenes y sonidos se conoce como “socialización”. Desde aproximadamente las 3 o 4 semanas de edad hasta aproximadamente las 16 semanas (4 meses), todas las experiencias que tenga el cachorro pueden tener un impacto duradero, así que debemos tratar de hacerlas positivas.

Los cachorros suelen tener por lo menos 8 semanas de edad antes de ir a un nuevo hogar, lo que significa que solo puede tener otras ocho semanas para socializar junto a nosotros.

Los criadores de buena reputación y alta calidad ya habrán comenzado este proceso de socialización en sus cachorros, pero si adoptamos una mascota de un refugio, o de una familia que cruzó a sus perros de raza pero no son criadores profesionales es posible que ya haya tenido algunas experiencias negativas impresas en él o que no tenga ninguna experiencia.

¿Por qué es super importante la socialización? Si no lo exponemos desde temprano a diferentes situaciones controladas, el perro una vez que es adulto tiene miedo a esas situaciones. Por ejemplo, mi perrita Puppa cuando era cachorra (cuando todavía no era mía) vivió experiencias negativas con niños, entonces ahora cuando ve un niño o escucha sus vocecitas, le produce terror. Otro ejemplo fue mi perra Lola, quien nunca experimento la pileta o alberca hasta grande y a pesar de ser una labradora un perro que en teoría es de agua, no sabía nadar y simplemente se hundía en el agua.

El lado positivo es que nunca es demasiado tarde para comenzar un proceso de socialización positivo. Podemos a el cachorro a lugares seguros y con un entorno controlado (como una pequeña reunión social en la casa de un amigo de confianza, no un festival ruidoso al aire libre), de manera a que se acostumbre a lugares nuevos.

También podemos llevarlo a tiendas o restaurantes que admiten mascotas. Una “cita de juego” con un perro de confianza de un amigo también puede funcionar bien, siempre y cuando los detalles sean cuidado.

Si en algún momento el cachorro parece temeroso, hay que retirarlo de la situación estresante, pero permita que continúe observándo la situación desde la distancia mientras le damojs algunas golosinas saludables para tranquilizarlo.

Parte de socializar adecuadamente también debe incluir viajes en el auto. El perro puede asociar al vehículo con dejar a su madre y sus compañeros de camada, o puede tener miedo de los ruidos involucrados o incluso tener mareos, por lo que llevar a tu cachorro en viajes cortos y hacer que el viaje en auto sea divertido (con juguetes para masticar, por ejemplo) ayudará a que asocie los viajes en automóvil con algo positivo en lugar de negativo.

También podemos hacer que el destino del viaje sea divertido (como hacer un viaje a un parque para caminar) para que tu cachorro aprenda a adorar los paseos en automóvil. Cuando viaje en auto, asegurate de asegurar a tu mascota en una jaula o un transportador.

Dejar al cachorro solo por periodos corto de tiempo para evitar la ansiedad por separación

Al traer un nuevo cachorro a casa, los especialista recomiendan que el nuevo dueño se tome un tiempo libre del trabajo, limpie su horario y planee pasar unos días o hasta una semana dedicada a hacer que la transición al nuevo hogar sea exitosa. Los cachorros necesitan cuidado y atención constante y no deben quedarse solos por largos períodos.

Dicho esto, si nunca te alejas del lado de tu cachorro, tu eventual partida puede ser un rudo despertar y tu cachorro puede tener problemas de ansiedad por separación. Una forma de reducir este riesgo es acostumbrarlo gradualmente a estar solo en su kennel o en su camita. Podemos prporcionar mantas suaves, un juguete seguro y tal vez algunas golosinas saludables, luego lo ponemos en su camita mientras nos quedamos en silencio y cerca.

Después de que su cachorro se sienta cómodo con eso, intente mudarse a otra habitación y luego aumente gradualmente el tiempo que está fuera. Comience con solo unos minutos y vaya ascendiendo.

Comience el entrenamiento doméstico de inmediato

Desde el momento en que llegue a casa, comienza a enseñarle a tu cachorro dónde está el lugar apropiado para ir al baño. Hay tres claves para lograr esto que son, paciencia, refuerzo positivo e insistencia.

Además, hay cuatro principios principales que funcionarán para enseñar a prácticamente cualquier perro el lugar apropiado para ir al baño, siempre que aplique las tres claves anteriores.

  • Quédate con tu cachorro en todo momento. Si dejas a tu perro desatendido, le das la oportunidad de tener un accidente. Para los momentos en que no puede prestar toda tu atención a su perro, lo ideal es ponerle una correa de manera a que siempre este cerca nuestro
  • Alimenta a tu perro en un horario. Esto crea un horario más predecible para cuando su perro tendrá que salir al patio o de paseo para hacer sus necesidades.
  • Recompense el buen comportamiento. Cuando tu perro se vaya al aire libre, felicítelo inmediatamente con palabras (pronunciadas en un tono suave y amoroso) y ofrézcale un regalo dentro de los tres segundos posteriores a que termine su trabajo.
  • Evita castigar accidentes. Gritarle a tu cachorro por un error no le enseñará comportamientos apropiados; solo lo confundirá, lo asustará y posiblemente empeorará el problema.

Juguetes para morder

A los cachorros les encanta masticar, y los nuevos propietarios a menudo se frustran cuando el cachorro decide masticar zapatos, ropa, muebles y otros artículos que deberían estar prohibidos. Uno puede evitar tales percances controlando el entorno de su cachorro (mantenerlo en un área de la puerta, con una correa sujeta a su cinturón o bajo su supervisión directa en todo momento al principio).

El cachorro desarrollará preferencias por los juguetes para masticar desde el principio, por lo tanto, proporciónele una variedad de juguetes para masticar aceptables además de seguros y solo uno debe darle la libertad de correr por la casa cuando el perro sepa qué elementos puede masticar y cuáles no (esto normalmente no será hasta que tenga 1 año o más).

Pruebe el entrenamiento de refuerzo positivo

Es importante enseñarle buenos modales al perro, pero debemos de hacerlo con refuerzo positivo, no castigo. El uso de collares de estrangulamiento y otras formas de entrenamiento de comportamiento punitivo pueden dañar a su perro, física y emocionalmente, y dañar el vínculo entre el dueño y el cachorro.

Además, los métodos de entrenamiento negativos principalmente le enseñan a tu perro qué no hacer para evitar ser castigado. Lo que se pierden es el paso importante de enseñar al perro comportamientos deseables en su lugar. Estos pasos que te contamos a continuación te pueden dar una idea de como es un entrenamiento de refuerzo positivo

  • Proponga comandos breves, preferiblemente de una sola palabra para los comportamientos que desea enseñar a su mascota. Por ejemplo: ven, siéntate, quédate, inclínate, baja, etc. Asegúrate de que todos los miembros de tu familia usen exactamente el mismo comando para cada comportamiento.
  • Tan pronto como tu perro realice el comportamiento deseado, recompénselo de inmediato con un regalo y un elogio verbal. Haz esto cada vez que responda adecuadamente a una orden. Esto significa que necesitará recibir premios cada vez que le des órdenes a tu perro al principio y el los cumpla. Un punto sobre esto es que dar premios comestibles a los perros cuando es un labrador no genera ningun problema, pero cuando es un pug, debemos tener en cuenta que pueden generar una suba de peso.
  • Mantenga las sesiones de entrenamiento cortas y divertidas.
  • Poco a poco, retira las golosinas y úsalas solo de manera intermitente una vez que tu perro haya aprendido un nuevo comportamiento. Eventualmente ya no serán necesarias, pero siempre debes recompensar a tu perro con elogios verbales siempre que obedezca una orden.
  • Continua usando el refuerzo positivo para mantener los comportamientos que deseamos.

El entrenamiento basado en recompensas ayuda a crear una variedad de comportamientos deseables en su mascota, lo que genera sentimientos de confianza mutuos.

Otra cosa a tener en cuenta es, ¿Qué va de la mano con el entrenamiento de refuerzo positivo? Hacer que el tiempo de entrenamiento sea divertido. Tu perro debe estar emocionado cuando llegue el momento de aprender, y esto sucederá naturalmente cuando incorpore una voz feliz, juguetes, juegos y golosinas en sus sesiones de entrenamiento

Enseña a tu cachorro a venir cuando lo llamen

Enseñar al perro a venir cuando lo llaman es uno de los comportamientos más importantes que su cachorro puede aprender. No solo le permite a su perro más libertades, sino que también podría salvarle la vida y evitar que se pierda.

Enseñar este comando debería ser una experiencia positiva. Evite llamar a su perro y luego hacer algo que él perciba como negativo, como cortarle las uñas o darle una pastilla. En su lugar, ordena que venga y luego elógialo, recompénsalo y juega un juego divertido (como perseguirte por tu patio, buscar algo o el tira y afloja).

Enseña a tu cachorro que el toque humano se siente bien

Habrá momentos en la vida de su perro en los que el contacto humano puede no ser agradable (como durante un procedimiento veterinario). Sin embargo, hay un movimiento cada vez mayor de que el manejo suave con la menor cantidad de restricción es beneficioso para las mascotas y esto lo utilizan cada vez más los cuidadores de animales de zoológico y veterinarios.

Si tu mascota está acostumbrada al contacto humano, es posible que no necesite que el veterinario lo restrinja físicamente para realizar extracciones de sangre o exámenes de rutina, por ejemplo. Podes comenzar este proceso en casa acariciando a tu cachorro y luego recompensándolo con un regalo saludable. A medida que aumenta su nivel de comodidad al ser tocado, pase a otras áreas de su cuerpo, como sus patas, orejas y estómago. Proporcione golosinas y refuerzo positivo y detenete si tu mascota se aleja.

Gana la confianza de tu cachorro

Es nuestro trabajo proteger y defender a nuestro cachorro. Con el tiempo, aprenderá que puede confiar en ti y esto es parte del poderoso vínculo humano-perro.

“Usted tiene la obligación de ser el defensor de su perro y no permitir que nadie, sin importar quiénes sean, le haga cosas que vayan en contra de sus instintos sobre cómo debe ser tratada”.

The Whole Dog Journal 2

Si estás comprometido con el manejo y entrenamiento sin fuerza, sin miedo, sin tirones de correa, sin golpes de collar y sin dolor, nunca permitas que nadie te convenza de lo contrario. Si un profesional o entrenador de animales insiste en el uso del dolor o la fuerza busque otro.

Nuestros animales no pueden hablar por sí mismos; cuentan con nosotros para que hablemos por ellos.

4 Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like